La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
El País

Rechazan reforma a las leyes orgánicas de universidades públicas estatales en BCS, EDOMEX y de Hidalgo / El rector Williams paga desplegado

131

VISITAS

Redacción.- En semanas recientes algunos diputados locales en los estados de Hidalgo y Baja California Sur han presentado iniciativas de reforma a las leyes orgánicas de sus universidades públicas estatales que buscan fortalecer la transparencia, la institucionalidad y la participación democrática de las casas de estudio, según versión de los legisladores que las impulsan.

El problema principal es que dichas iniciativas fueron presentadas de manera unilateral por un puñado de representantes populares al margen de las comunidades universitarias correspondientes. Es decir, los poderes legislativos también deben respetar esta misma autonomía evitando el chantaje presupuestal, lo que no están haciendo.

El rector José de Jesún William pagó la publicación de un desplegado en un par de diarios locales a nombre de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) para manifestar su “profunda preocupación por posibles acciones y presiones institucionales contra la autonomía universitaria”, según dice, aunque en Yucatán no hay ninguna iniciativa al respecto en el Congreso local, al menos que se sepa públicamente.

“Expresamos nuestra total solidaridad a las universidades autónomas de Baja California Sur, del Estado de México y Sinaloa. Finalmente, declaramos: En el país debe imperar la razón, cordura y respeto absoluto al principio constitucional de la autonomía universitaria” dice el documento firmado por el rector conocido por su obsecuencia con el PRI.

El desplegado inicia con un tono alarmista: “en los últimos días nos enteramos de diversas noticias inquietantes, relacionadas con la posible afectación a la autonomía universitaria y que apuntan a universidades autónomas hermanas como (sic) Baja California Sur, del Estado de México y Sinaloa”.

Ciertamente, como han señalado universitarios, cualquier reforma a una ley orgánica universitaria deba ser primero avalada y consensuada por la comunidad universitaria y solamente después sometida para su valoración, debate y eventual aprobación por el poder legislativo correspondiente. 

De hecho, en días recientes, docentes, alumnos y personal administrativo pertenecientes a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), marcharon encabezados por el rector Alfredo Barrera Baca, para exigir respeto a la autonomía universitaria.

Como señalan universitarios de Baja California, “el Congreso del Estado de Baja California Sur acordó revisar y en su caso aprobar, una nueva ley orgánica para la universidad, propuesta por dos personas, a dos meses de la elección del nuevo rector y sin consultar a la universidad, lo que viola la autonomía universitaria”.

A CONTINUACIÓN EL DESPLEGADO PAGADO Y PUBLICADO EN MEDIOS IMPRESOS LOCALES DE LA UADY:

 

En los últimos días los universitarios nos enteramos de diversas noticias inquietantes, relacionadas con la posible afectación a la autonomía universitaria y que apuntan a universidades autónomas hermanas como Baja California Sur, del Estado de México y Sinaloa.

 

 

 

En atención a lo anterior, declaramos:

 

 

 

I.-        La autonomía universitaria es un principio elevado a rango constitucional y,          en consecuencia, es una garantía institucional, indispensable para que la          Universidad Pública cumpla sus fines con libertad y calidad, dentro del       marco legal aplicable.

 

 

 

II.-       El vulnerar la autonomía universitaria significa quebrantar el Estado             Democrático de Derecho.

 

 

 

III.-     La autonomía universitaria es el elemento esencial que impulsa a la   Universidad Pública y, por ende, la educación superior del país.

 

 

 

IV.-     La autonomía universitaria propicia que la educación se transmita sin          dogmas y doctrinas.

 

 

 

V.-      La autonomía universitaria permite que en la universidad, la educación       se imparta respetando la libertad de cátedra e investigación, y el libre       examen y discusión de las ideas.

 

 

 

En razón de lo anterior y con el propósito de proteger la autonomía universitaria, ha llegado el momento de legislar para incorporar figuras protectorias como:

 

 

 

a) Consulta obligada, previa reforma de la ley que otorgue la autonomía universitaria.

 

 

 

Cada vez que se pretenda reformar la ley orgánica de una Universidad Pública autónoma, se considere a la universidad correspondiente para que emita su opinión por conducto de su órgano máximo de gobierno.

 

 

 

b) Suspensión oficiosa universitaria, al impugnar actos que vulneren la autonomía universitaria.

 

 

 

Cada vez que la Universidad Pública autónoma promueva el amparo por considerar que alguna norma afecta la autonomía universitaria, se conceda la suspensión de manera obligatoria a fin de que se mantengan las cosas en el estado en que se encuentran y pueda el juez o tribunal de amparo resolver de manera definitiva si existe violación a la autonomía universitaria.

 

 

 

En este sentido, expresamos nuestra total solidaridad a las universidades autónomas de Baja California Sur, del Estado de México y Sinaloa.

 

 

 

Finalmente, declaramos:

 

 

 

En el país debe imperar la razón, cordura y respeto absoluto al principio constitucional de la autonomía universitaria.

 

Mérida, Yucatán, México a 12 de abril de 2019

 

 

 

Atentamente

 

“Luz, Ciencia y Verdad”

 

Dr. José de Jesús Williams

 

Rector

Cruzada Forestal 2019 despertó gran interés entre universitarios, aseguran

Leer Noticia

Directivos de la Universidad de Miami visitan a Vila Dosal y expresan su interés por estrechar lazos de colaboración

Leer Noticia

El Quinteto de la Universidad de Nuevo León deleitó a los asistentes a la FILEY

Leer Noticia

El alcalde sostiene encuentro con la comunidad de la Universidad Anáhuac Mayab, su alma máter

Leer Noticia