La libertad de prensa, no se negocia ni se condiciona... se ejerce.
Mérida

Se quejan músicos y empleados por comercios multados por ruidosos, a pesar de que tuvieron tiempo antes de la entrada en vigor del nuevo reglamento

149

VISITAS

Redacción / Didier Madera.- A 10 días de la entrada en vigor del reglamento contra el ruido, cerca de 50 músicos así como empleados y empresarios de negocios multados y clausurados efectuaron una marcha pacífica ante las supuestas anomalías que prevalecen, según dijeron. La nueva legislación responde, sin embargo, a las exigencias de la ciudadanía afectada por los altos niveles de decibelios, por la contaminación auditiva, que no permite dormir o vivir con calma a los vecinos de los negocios ruidosos.

De igual forma, se apostaron frente a Palacio Municipal, donde solicitaron al alcalde Renán Barrera Concha sostener acuerdos para trabajar con base al Reglamento contra el Ruido.

Por lo pronto, en Mérida ya son 36 los lugares que fueron multados y cerrados por las autoridades municipales debido al ruido excesivo que generan durante el tiempo que el negocio está abierto al público.

De tal manera, integrantes de diversos grupos musicales optaron por organizarse para efectuar la marcha “La música no es ruido”, a la cual se sumaron otros afectados, quienes a partir de las 10 horas empezaron a reunirse en el Palacio de la Música.

En el lugar, José Méndez Novelo remarcó que en ningún momento está en contra del Reglamento de Protección al Ambiente y del Equilibrio Ecológico de Mérida y mucho menos buscan una confrontación contra las autoridades municipales.

Sin embargo, con la aplicación del reglamento ya se afectó a numerosos meseros, cocineros, entre otros empleados, y en especial a los grupos musicales.

“Numerosos conciertos y contratos ya fueron cancelados, tanto por el cierre de los negocios así como también ante la temerosa actitud de algunos empresarios, que ya no ponen música viva para evitar tener problemas con los inspectores del Ayuntamiento de Mérida”, acotó.

Indicó que los inspectores de la comuna llegan en horas de trabajo y realizan las labores, en algunas ocasiones, con sonómetros y en otros casos utilizan teléfonos celulares que tienen una aplicación para medir la intensidad sonora del lugar, pero un móvil no tiene la eficacia de un equipo de precisión, según se justifican.

“En el estudio se utilizaron celulares con aplicaciones, por lo que al no ser sonómetros no de mide de manera adecuada la intensidad del sonido”, subrayó durante la conferencia de prensa improvisada en la calle.

Solicitó a Barrera Concha les ofrezca la respectiva asesoría para hacer cumplir con el reglamento, al mismo tiempo, que no cierre el lugar en tanto se realizan las respectivas correcciones, según dijeron a pesar de que se anunció con antipación la entrada en vigor del nuevo reglamento.

En punto de las 11 horas, partieron del Palacio de la Música y durante el trayecto, hasta llegar a Palacio Municipal, fueron numerosas las consignas, tal el caso de que “la música no es ruido”.

Anunció que el próximo miércoles 4 entregarán un pliego petitorio, donde presentarán las respectivas solicitudes y expondrán las irregularidades que prevalecen en las mediciones realizadas en los operativos.

La marcha y plantón duró cerca de 20 minutos, sin interrumpir las actividades correspondiente al ya tradicional programa de Mérida en Domingo.

De acuerdo con la comuna, ya se efectuaron 840 verificaciones a establecimiento comerciales de toda la ciudad, con un resultado de 32 apercibimientos y cuatro clausuras.

En el caso de los apercibimientos, las multas oscilan entre ocho mil 500 a 250 mil unidades de medida y actualización, es decir, un máximo de 21 millones 122 mil 500 pesos.

Desde el pasado 22 de julio entró en vigor el rubro del ruido correspondiente a dicho reglamento, en el cual se establece que entre los procedimientos está el efectuar verificaciones sin esperar que exista denuncia alguna, así como también la supervisión

La intensidad sonora permitida es de 65 decibeles, pero en evento de música viva puede llegar a 100 decibeles, y el ruido se considera cuando superar los 100 dbs.

 

Vídeo Llueve dentro del Congreso: filtraciones de agua, dice Silvia López, porque está mal construido pero no hay dinero para repararlo

Leer Noticia

Kenia inauguró un extenso ferrocarril construido por China que une a la capital Nairobi con Naivasha

Leer Noticia

Reciben a músicos quejosos por cierre de negocios que no acatan norma contra el ruido en Mérida

Foto: Jornada Maya
Leer Noticia

Multas contra el ruido de autos en París: prueban dispositivo que ya funciona cerca de bares y discotecas

Leer Noticia